ALPATRÓ, también denominado con las formas Petro, Patró, lo Patron, Potron, Aïpatron, Potro, y en un texto árabe de 1578, /al-Batrún/. Aparece documentado por primera vez en el 1290, pero el hallazgo de una estela sepulcral islámica (942) en la construcción de los solares del antiguo patronato de la Cooperativa de Sant Marc ―que actualmente es un bar de la calle de la Puríssima― en 1954, es testimonio de la presencia de un poblado árabe anterior. Junto a este hallazgo había diferentes tumbas islámicas. A pesar de la carencia de excavaciones, la orientación de los cuerpos nos permite afirmar que sería uno de los dos cementerios musulmanes que tenían cada pueblo de la Vall. 

La etimología del nombre no es árabe, sino que proviene del latín petro, nis, ‘roca’, según el investigador Roberto Faure. 

Alpatró se sitúa a 435 m en el margen derecho de la rambla de Gallinera, y tiene 179 habitantes (2019). 

Es el pueblo más antiguo y más grande de la Vall, y el único que fue creado desde los primeros tiempos de la dominación musulmana. 

Se encuentra en una de las llanuras más extensas del valle, tiene forma de T, orientada hacia el norte. El camino real llegaba al pueblo ascendiendo desde el barranco por el camino de Les Hortes, frente a la Creu de Terme (un crucero), por lo que se denomina la Fillola de Baix, y continuaba hasta llegar a la iglesia para después descender por la calle Major en dirección a Benissili, pasando por el lavadero. 

La Creu de Terme, único ejemplar de crucero en toda la Vall, fue una construcción del siglo XVIII, derrocada durante la Guerra Civil, y escondida en diferentes trozos en los márgenes de alrededor del camino de Les Hortes, que desemboca en una hijuela denominada la Fillola de Baix. Esta cruz fue sustituida por una de piedra pómez, costeada por Maria Sastre i Seguí, que perduró hasta el año 1994 en el que unas fuertes rachas de viento lo arrancaron. Con la idea de la reconstrucción, Vicent Marí y Vicent Puig empezaron a buscar y preguntar a la gente mayor sobre el destino de la cruz original, y la encontraron en los márgenes del camino de Les Hortes. Vicent Marí diseñó su reconstrucción hecha por la Escuela Taller de Planes. 

Si seguimos por la Fillola de Baix, encontraremos una vista panorámica desde el Centro Social Joan Pellicer y nos encontraremos en la era de Dalt o plaza de la Creu, con la antigua almazara del común, seguramente la antigua almazara del señorío, que daba servicio al pueblo; fue vendida durante la década de los setenta.

Podemos tomar la calle del Raval y nos encontraremos con un tipo de calle sobre un margen desde el cual podemos divisar la torre islámica del Castellot, al otro lado del barranco. El Castellot de Alpatró es una pequeña torre de planta cuadrada de 5,7 x 5,8 metros, situada en la cumbre de un promontorio abrupto entre dos barrancos, en la vertiente septentrional de la Vall de Gallinera. La torre domina el curso del río Gallinera y más allá el pueblo de Alpatró. La parte más alta, donde se sitúa la torre, está rodeada por un pequeño recinto de forma más o menos circular, acotado por una pared de tapia de 0,5 metros de grosor. La torre está construida con muros de tapia en la parte superior, mientras que el basamento, hecho de masonería de opus incertum, sirve de nivelación a la estructura que la sostiene. Por lo tanto, es muy difícil datar esta construcción, a pesar de que por paralelos con otras torres cuadradas, como la torre de Almudaina, podemos pensar que se construyeron durante el periodo almohade, momentos antes de la conquista cristiana. Esta torre podía comunicarse visualmente, con fuego, con el castillo de Gallinera y el castillo de Alcalà. 

Siguiendo la calle del margen, iremos hacia el final y en la esquina de la derecha bajaremos unos peldaños y nos encontraremos con la Almàssera dels Moltó, situada en la calle del Mig y Sant Marc. Esta almazara constituye el museo del aceite de la Unió Cultural, una especie de museo etnológico. Fue comprada y restaurada por unos treinta voluntarios de Alpatró, para evitar su desaparición definitiva y después fue cedida a la Unió Cultural. Además formaba parte de una casa, el horno de los Bella, que todavía conserva la estructura.

La iglesia de Alpatró está dedicada a la Virgen de la Asunción. Esta parroquia fue creada en 1535, después de la desmembración del curato de Gallinera. La iglesia está construida sobre la antigua mezquita. Es una iglesia con nave central con capillas entre los contrafuertes, de cuatro tramos y el tramo del cruce es el de mayor anchura, cubierto por una bóveda baída; los tres primeros tramos son de bóveda de cañón con lunetos ciegos. Dispone de una capilla de la comunión o san José, costeada por Maria Sastre i Seguí. La iglesia está formada por tres tramos cubiertos con bóveda de cañón y arcos fajones; a continuación, tenemos la sacristía con planta alta cubierta con tejado. La torre-campanario fue construida en 1825 por Ceferino Signes, de Teulada, siendo el cura don Bernardo Llosà. Es de planta cuadrada y tiene dos cuerpos, rematada por un templete con alerones. El templo fue ampliado entre 1869-1870, desde el crucero hasta la puerta principal, siendo cura don Vicente Soriano. Para su ampliación se compró un trozo de tierra de Vicente Cervera i Alemany, que costó 844 reales. 

Junto a la iglesia tenemos la fuente del pueblo, construida en 1928, cuyas aguas sobrantes van al lavadero del pueblo. La fuente con el arco de la casa abadía crean un ambiente en este rincón que nos transporta a otros tiempos. 

Frente a la iglesia se encuentra un caserón, ahora casa rural Sastre-Seguí. Este edificio pertenece a una familia originaria de Vilallonga, los Viudos, que arraigaron en el siglo XIX. Según Manel Arcos, serían víctimas de un secuestro a manos de bandoleros de la época y tuvieron que pagar un rescate elevado. 

 

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google